La luminosidad es de suma importancia para lograr una buena proyeccion.

//La luminosidad es de suma importancia para lograr una buena proyeccion.

La luminosidad es de suma importancia para lograr una buena proyeccion. 

El más importante es la luminosidad del proyector, ya que debe estar acorde con la luz que habrá en el lugar donde queremos hacer la proyección. Debemos considerar que un proyector no es una televisión, aunque si las características y las condiciones de proyección son las adecuadas, puede ser igual o mejor que la TV. Es importante destacar que el tamaño de pantalla que se logra con un proyector es mucho mayor al que puede ofrecer una TV.

El entorno ideal para realizar una proyección es el de absoluta oscuridad, similar al logrado en una sala de cine, con una total oscuridad y sin contaminación lumínica.

Cuando se quiere hacer una proyección al aire libre o un cine de verano, no se puede conseguir una oscuridad absoluta como en un recinto cerrado, por lo que necesitaremos que el proyector sea lo suficientemente potente para que la luz emitida por el equipo sea superior a la luz de ambiente. Por ello, el proyector ha de tener más lúmenes de lo requerido en un recinto cerrado y una mayor calidad que el usado en casa.

Por lo tanto, si una proyección doméstica se realizaría con un proyector de entre 2000 y 3500 lúmenes (dependiendo de la luminosidad), una proyección en exterior se debe realizar con un mínimo de de 4000 – 5000 lúmenes.

By | 2019-02-15T20:10:11+00:00 febrero 7th, 2018|Sin categoría|0 Comments

About the Author:

Leave A Comment